25-11-2020

Estando franco de servicio, sin dudar fue a defender a su vecina en su agencia de quiniela. Tras ingresar al local, recibió un disparo que acabó con su vida.

“Ese fenómeno cultural tan diversificado que llamamos muerte, posee una especial connotación para la sangre azul de la comunidad policial. Se va metiendo en nuestro espíritu con un sabor que mezcla la adrenalina, pero ninguna tan impactante y triste siendo policía, que la muerte de un compañero en el cumplimiento del deber”.

En la mañana del 25 de noviembre del 2015, siendo las 08:00 horas aproximadamente, el Cabo Leopoldo Dante Villán, se encontraba en su casa luego de su guardia en la Comisaria Primera de Resistencia, y su domicilio era en las 50 viviendas de la localidad de Puerto Tirol, Chaco.

A las 08:30, alerta una niña, vecina del personal policial, pidiendo ayuda porque habrían ingresado en el local. El funcionario sin dudar, toma su arma reglamentaria y arriba a la quiniela, ingresa dando el alerta de ¡Alto, policía! a tres delincuentes que se encontraban allí, recibe un disparo en la frente.

Minutos más tarde en la Comisaria de Puerto Tirol, un civil llega en auto particular dando aviso a los efectivos de esa unidad que habría un policía herido de bala en la quiniela, así mismo el personal asiste inmediatamente, y al ingresar encuentran a los dueños maniatados con alambres y a el efectivo en el patio interno desplazado con una herida de bala en la frente y en estado de inconsciencia.

Se hace presente la ambulancia del hospital local que inmediatamente lo traslada a la ciudad de Resistencia, al Hospital Perrando; allí se encontró en terapia intensiva y deja de existir  el Cabo Primero Villán a los 40 años de edad, producto de un paro cardiorrespiratorio con herida de arma de fuego.

En la actualidad, existe un busto que homenajea al Cabo Primero Villán en una plazoleta de Puerto Tirol.

Fuente: "HÉROES Y MÁRTIRES QUE VIVEN EN EL PEDESTAL DE LA GLORIA". Compilador: Pedro Ojeda.

  • No existen Eventos a la fecha.