04-07-2020

Junto con otros agentes, fueron en busca de Isidro Velázquez y Vicente Gauna, forajidos peligrosos de la época. Tras un enfrentamiento, Mierez recibió un disparo en el pecho que acabo con su vida.

“Cuando se los llamó a trabajar para ello, han dicho "presente" hasta con su vida, que es lo que ahora estamos realmente reconociendo y homenajeando”.

El día 4 de Julio de 1967, la sociedad chaqueña y particularmente la Policía de la Provincia, sufrieron las consecuencias de un nuevo y desgraciado hecho delictivo, consistente en la muerte en acto del servicio del Agente Plaza 720 Juan Ramón Mierez, de 55 años, era integrante de la dotación del personal de la Comisaría de Barranqueras.

Las circunstancias del hecho derivan del delito de secuestro de persona y extorsión en perjuicio del vecino hacendado Antonio Persoglia en fecha 2 del mencionado mes y año, ocurrido en el paraje “Puente Quemado”, jurisdicción de Colonia Baranda, distante a unos 25 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Resistencia.

Los autores identificados de dicho delito, fueron los peligrosos delincuentes Isidro Velázquez y Vicente Gauna. Ambos intensamente buscados por la Policía debido a que desde hacía ya algunos años venían cometiendo numerosos y graves delitos en la Provincia.

La Jefatura de Policía, al tener conocimiento de lo ocurrido, el 4 de Julio, dispuso la partida de varias comisiones de personal policial para recorrer dicha zona, una de las patrullas estaba integrada por los Agentes Bonifacio Cabrera, Ramón Torres, Jorge Acosta y Juan Ramón Mierez, quienes aproximadamente a las 15 horas y en cercanías de la estación del Ferrocarril “General Obligado”, jurisdicción de la Comisaría de Puerto Tirol, lograron dar con los prófugos.

De inmediato, Velázquez y Gauna comenzaron a disparar contra los Policías, utilizando carabinas calibre 22, con la lamentable consecuencia de que uno de los proyectiles hizo impacto en el pecho de Mierez, quien no llegó a utilizar su arma reglamentaria que portaba y quedó muerto en forma instantánea  en el mismo lugar.

Esa misma tarde el cuerpo sin vida del Agente Mierez fue trasladado por sus camaradas en una improvisada camilla a pie hasta la estación Obligado y de allí, a Resistencia, en el furgón de un tren que pasaba por ese lugar.

Con fecha 5 de Julio de 1967, por Disposición de la jefatura de Policía, la gobernación de la Provincia dispuso el ascenso a Cabo post-morten del Agente Juan Ramón Mierez, concedido por Decreto. El mismo había ingresado a la Institución  el 1 de Noviembre de 1964.-

Fuente: "HÉROES Y MÁRTIRES QUE VIVEN EN EL PEDESTAL DE LA GLORIA". Compilador: Pedro Ojeda.

  • No existen Eventos a la fecha.